Experiencias colaborativas desde el seno del pueblo

RCVO | Redes de abastecimiento popular Parte 2: La Uslera
RCVO | Redes de abastecimiento popular Parte 2: La Uslera

Experiencias colaborativas desde el seno del pueblo es más que quitar el hambre!

El impacto del trabajo que realizan estas redes de abastecimiento puede ser apreciado en múltiples niveles: social, cultural, económico y ambiental.

En un sentido social, y también político, se avanza en el fortalecimiento de la organización territorial, a nivel de comisión, pero también de asamblea y de vecinos. Esto permite levantar otro tipo de iniciativas, como un comité de emergencia de salud, por ejemplo, al paso que se establecen vínculos con otras asambleas y comités de abastecimiento, lo que impulsa la articulación regional de compras colectivas.

“Es fortalecer la capacidad organizativa en el propio territorio. Nosotros como asamblea podemos ir adquiriendo mayor capacidad de organización, desarrollar también actividades, capacidad de autogestión en el propio territorio (Asamblea de Villa O·Higgins)

“Partimos gestionando 2 sacos de avena tradicional y la segunda vez fue con un saco de lentejas, otro de mote, arroz pre-graneado y uno de avena instantánea. Esos fueron los primeros ensayos de abastecimiento que tuvimos” (Asamblea Territorial Villas Unidas)

“Ahora con la pandemia para evitar contagiarnos el virus entregamos los comestibles en bolsas y el parámetro que usamos es que puedan ser compostadas en la casa. Más que criterios de compra apostamos por decisiones colectivas de consumo consciente” (Asamblea Territorial Villas Unidas)

La Red de abastecimiento comunitario y cooperativo La Kanasta nace en 2016, en el sector sur de Santiago y hoy está integrada por 10 organizaciones cooperativas, sociales y territoriales. Este mes de abril llegó a cerca de 150 hogares de la capital.

Entre las organizaciones que componen La Kanasta hay varias de cooperativas de trabajo, organizaciones territoriales y sociales. En cuanto a su magnitud, según una estimación realizada antes de la revuelta de octubre de 2019, La Kanasta abastecía a unas 90 familias. En la compra de este mes de abril 2020, en medio de la pandemia, La Kanasta está abasteciendo a 145 familias, una muestra de la solidez de la organización y de la pertinencia de estas iniciativas en este contexto.

La Kanasta funciona en base a una compra mensual en la que sus miembros realizan un pedido que puede consistir en una canasta tradicional o integral, de valor fijo y compuesta por artículos de primera necesidad. Además, existe la opción de agregar otros productos unitarios al pedido de cada familia o “manada”. Detrás de este mecanismo tan fácil de describir, hay una gestión mensual de finanzas, bodegaje y la relación con proveedores establecida a lo largo de años. Junto con ello, cada mes las y los integrantes de la red se reúnen para realizar el “embolse” (separación de los productos a granel en unidades) y reparto de los pedidos, lo que involucra un trabajo voluntario, coordinado y basado en la confianza, que se realiza con una diligencia y prolijidad ejemplares.

Es más, este mes de abril, primera compra realizada después de declarada la pandemia y con amplios sectores de la capital en cuarentena, la red fue capaz de hacer frente a la contingencia realizando una compra -que aunque menos variada que de costumbre por falta de stock de los proveedores y aumento de precios – pudo hacerse cargo de buena parte de las necesidades alimentarias y de higiene de las manadas que se abastecen en la red. No sólo eso, además La Kanasta puso a disposición de hogares y organizaciones externas a ellas, una canasta solidaria a bajo costo. En cuanto al embolse y distribución, para evitar las aglomeraciones, los integrantes de la red fueron realizando turnos a lo largo de toda una semana y además se gestionaron puntos de distribución en distintos lugares de la ciudad para disminuir los desplazamientos. El embolse en sí, se realizó implementando un adecuado protocolo de higiene. Para acercarnos desde dentro a esta experiencia y su historia, conversamos con Esteban Cofré, miembro de la ONG Semillas de Cambio, organización que integra la red. 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s