Habla por primera vez Daniel Morales, absuelto en el caso Pedrero: “No pensé que volvería a pisar la calle”

11 meses en Santiago Uno

El 13 de diciembre del 2019, Daniel fue detenido por el delito de incendio. Su familia, especialmente su hermana Pilar, madre de B.S, se enteró por la prensa. Nadie estaba al tanto de que Daniel había sido detenido por el mismo caso. No se lo esperaban. Por decisión del Tribunal, quedó con la medida cautelar de prisión preventiva en Santiago Uno.

-Cuando llegué a la cárcel no tenía colchón, ni luz, no tenía nada. Solo me iluminaba la luz que entraba por una pequeña ventana. Por las noches sentía como andaban los chinches por mi cuerpo. No podía dormir, pensaba en los 20 años que arriesgaba en la cárcel. La vida en prisión no pasa, todos los días son iguales, no existen los domingos, ni la Navidad. Para el año nuevo miraba los fuegos artificiales desde la ventanita que había en mi celda, no pude soportarlo, me tomé una pastilla para dormir. El corazón se me puso gris. Era inocente y estaba en prisión

-¿Cómo fue el trato que le dieron en Santiago Uno?

De los gendarmes no tengo mucho que decir, pero sí de mis compañeros. Al principio estaba en el módulo 12, y había cien personas aproximadamente. Habíamos hartos presos políticos, ahí conocí al Jesús Zenteno, a Benjamín Espinoza, al Matías Rojas, ellos estaban por el incendio en el Hotel Principado de Asturias. Con esos cabros éramos cercanos porque hablábamos de todo, política, de la música del “Yisus” (Zenteno), nos dábamos fuerzas entre todos. Habían cabros que estaban por  molotov e incendio. Organizábamos pichangas entre nosotros. Cabro nuevo que entraba, lo guiaba, lo ayudaba a adaptarse, porque uno entra hablando distinto, y adentro debes cambiar.

Sin embargo, hace énfasis en su preocupación por el estado de Jesús Zenteno, a quien ve muy deteriorado y triste.

El juicio

El 3 de noviembre, luego de dos semanas de juicio oral sin interrupciones, el juez del caso, José Pérez Anker, dio a conocer la resolución del Tribunal: la absolución y liberación inmediata de ambos imputados, ya que “la prueba no fue suficiente para determinar la participación, que se le atribuía por parte del Ministerio Público”.

Al momento de entregar las razones del veredicto, explicó que la prueba principal de la investigación habría sido obtenida de manera ilegal.

[Relacionado] Las inconsistencias en las pruebas del Ministerio Público en el caso del incendio de Estación Pedrero

“La prueba rendida para acreditar la participación del segundo de los delitos deviene un serio problema de legalidad, coherencia y fe en lo que en ella se intentó acreditar. La grave inconsistencia en la única evidencia que podía situar a alguien al interior de la estación del Metro Pedreros realizando la conducta descrita (quema)” sostuvo el juez,  ante la mirada incrédula del fiscal Omar Mérida.

“Cuando empezó el juicio y empezaron a mostrar las pruebas, me di cuenta altiro que el vídeo tenía algo raro porque mi cara se quedaba pegada, cuando yo estaba en movimiento. Los chats de WhatsApp también los tergiversaron, dijeron que nos pusimos de acuerdo para ir a quemar el metro, y en verdad nos estábamos coordinando para ir a jugar una pichanga semanas antes. Manipularon las pruebas, y pagamos nosotros, ¿quién me devuelve el año que perdí en prisión?”, pregunta  Daniel.

-¿Qué opinión tiene sobre el Ministerio Público en este caso?

-No tengo mucho que decir. Ellos estaban haciendo su pega y necesitaban encontrar un responsable, a alguien a quien echarle la culpa, y que mejor que cortar el hilo por el lado más delgado. Prefiero no referirme a ellos.

Recuerdo que un día antes del veredicto, mis compañeros me decían que iba salir libre, y yo no lo creía porque eran dos abogados contra ocho. Ellos eran más poderosos y pensaba todo el tiempo que iba a estar en la cárcel sin ver a mis hijos crecer. Cuando escuché el veredicto me puse a llorar, más encima absueltos. Nos reencontramos con B, en el subterráneo entre Santiago Uno y el Ministerio Público, y nos abrazamos. Estábamos libres, éramos inocentes.

-¿Qué planes tiene por el momento?

-La pesadilla aún no se ha terminado. Aún falta saber si el gobierno va a pedir anular el juicio o no. Cuando ya sepamos que está todo en orden, ahí recién me sentiré tranquilo, antes no. Solo queremos que pase todo esto y rehacer nuestra vida. A mi sobrino le destrozaron la vida, tuvo que madurar de golpe, él ya no es el mismo niño de antes, el niño risueño. Le quitaron su inocencia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s