Camilo Catrillanca Marín, joven mapuche de 24 años, fue asesinado en Temucuicui el 14 de Noviembre de 2018. El comunero muere al recibir, por la espalda, un tiro en su cabeza.

El proyectil fue disparado por el sargento Carlos Alarcón Molina, miembro del llamado «comando Jungla» de Carabineros de Chile.

El día de los hechos, Catrillanca estaba acompañado por un

adolescente de iniciales M.A.C.P. de 15 años, quién fue el principal testigo de su muerte: «Luego me tiran al suelo y me subieron a la tanqueta. Ahí adentro un carabinero se sacó la cinta de grabación. La guardó. Puso otra cinta en la cámara y comenzó a grabar. Cuando estaba esposado, va un carabinero por detrás y me pega con la UZI”.

Este es uno de los momentos clave que describe el menor. Su testimonio evidenció las prácticas ilegales de carabineros, como falsos testimonios y montajes involucrando a altos mandos y abogados de la zona.

Ese día en el Walmapu, especialmente en la comunidad de Temucuicui, se realizó un operativo brutal con un gran despliegue policial que contó con 20 carros blindados, dos helicópteros y alrededor de 70 efectivos de Fuerzas Especiales y del GOPE. La zona es un territorio que está bajo un constante hostigamiento y sus habitantes sufren las acciones de los amedrentamientos.

Un informe del equipo de Inteligencia policial del 2017, identifica a Camilo Catrillanca como un líder de la Alianza Territorial Mapuche, era pues un objetivo a seguir por organismos de seguridad.

Inicialmente, para el cobarde crimen la justicia fue insuficiente.

Solamente se apartó de las filas a cuatro funcionarios por haber destruido las grabaciones de la cámara y las renuncias de un general y un coronel.

La familia del joven continuó en su lucha hasta que la justicia dictamina las sentencias para ocho condenados, siete de ellos ex funcionarios de carabineros involucrados y del principal condenado, el ex sargento del GOPE Carlos Alarcón, quien deberá cumplir 16 años de cárcel por homicidio simple y homicidio frustrado.

Nunca se establecieron responsabilidades, ya que los costos políticos nunca se asumieron, pero su muerte quedó en la memoria de todo un país y su imágen es un símbolo de la violencia del Estado contra el pueblo mapuche.

#JusticiaParaCatrillanca

#NadaNiNadieEstaOlvidado


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s